Atacan a Beyoncé por esto…

95
Compartir

La cantante Beyoncé publicó en Instagram unas fotos de ella bebiendo una copa de alcohol y le llovieron las críticas. Se supone -aunque no está confirmado- que ella está amamantando a los mellizos que dio a luz el 18 de junio de 2017.

 A su primera hija, Blue Ivy, la artista le dio el pecho por 10 semanas. Y más allá de confirmar si practica el hábito con sus flamantes bebés, se ha generado un debate sobre si las madres pueden beber alcohol en el período de la lactancia.

Al igual que la Organización Mundial de la Salud (OMS) , la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del bebé, y luego continuarla durante al menos el primer año de vida, a la par que se introducen los alimentos sólidos.

La divulgación de la foto y los comentarios de las redes sociales generan una oportunidad para hablar sobre el tema: y el portal Holadoctor.com hace la siguiente pregunta  ¿las madres pueden beber alcohol si están dando el pecho? Es cierto que el alcohol se puede “filtrar” en la leche materna de una mujer después de beber, según la Academia Americana de Pediatría (AAP). Debido a esto, la AAP recomienda a las mujeres que eviten el consumo habitual de alcohol durante el período de la lactancia.

“Muchas mujeres han oído que beber cerveza aumenta el suministro de leche. Este es un mito urbano falso, y las mujeres deben ser advertidas como tales. Los estudios sugieren que consumir alcohol de cualquier tipo puede disminuir la cantidad de leche que toma el bebé” señala la AAP.

Además, el alcohol puede cambiar el sabor de la leche materna, haciendo la lactancia materna desagradable a algunos bebés y disminuyendo el conocido efecto positivo asociado con la lactancia materna, agrega.

Sin embargo, una bebida ocasional es aceptable, aclara, especialmente si la mujer toma una copa después de haber amamantado y aún falta para que alimente de nuevo al bebé.

“Las mujeres deben esperar al menos 2 horas después de tomar una bebida alcohólica antes de amamantar o extraerse leche. De esta manera, el cuerpo tiene tiempo para deshacerse del alcohol, informa la AAP. Una bebida equivale a una cerveza de 12 onzas (350 ml), un vaso de vino de 4 onzas (120 ml) o 30 ml (1 onza) de licor” según la AAP.

Alcohol Vs. leche materna

Por su parte, la Liga Internacional de Leche (LLLI) informa que el alcohol consumido pasa rápidamente a la leche materna, en un nivel igual o superior al de la sangre materna, pero también los niveles descienden rápidamente ya que el alcohol no se acumula en la mama.

Algunos estudios muestran que el alcohol inhibe la secreción de prolactina (hormona que interviene en la producción de leche) durante unas dos horas. El nivel de alcohol en la leche es muy bajo, si bien el olor que toma la leche es muy fuerte, alcanzando el máximo entre los 30 y 60 minutos después de haber bebido.

Los efectos del alcohol sobre un bebé amamantado están directamente relacionados con la cantidad de alcohol que consume la madre, y una cantidad pequeña a moderada de alcohol no ha mostrado ser causa de daño en el bebé, concluye la LLLI.

Compartir