Consejos para aliviar un dolor de cabeza de manera natural

345
Compartir

El dolor de cabeza es una molestia que todos hemos experimentado alguna vez en la vida, es incómodo e impide realizar las rutinas diarias de manera normal. Si eres una de esas personas que lo padecen de manera más frecuente y preferirías no tomar pastillas para aminorarlo, te contamos de algunas formas de reducir el dolor de manera natural.

1- Consumir alimentos ricos en Vitamina B2

Estudios han demostrado que la riboflavina –o Vitamina B2- es capaz de reducir la frecuencia de los dolores de cabeza. Existe evidencia que una de las causas de las migrañas es la deficiencia de algunas vitaminas, entre ellas la rivoflavina.

De acuerdo a un artículo del Centro Médico de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, las Vitaminas B ayudan al organismo a convertir la comida (carbohidratos) en glucosa, la cual es utilizada para producir energía, entre otras cosas.

Algunos alimentos ricos en Vitamina B2 son la leche, los espárragos, brócoli, espinacas, huevos, almendras, yogurt, queso, alimentos integrales y carnes magras.

2- Incluir alimentos con Omega-3 en la dieta

Un estudio realizado por la Universidad de Cincinnati descubrió que 9 de 15 personas que sufrían migrañas experimentaron una disminución en la frecuencia e intensidad de éstas al consumir suplementos de Omega-3, lo cual podría ser vinculado a sus propiedades anti inflamatorias.

Algunos alimentos con altas dosis de Omega-3 son el aceite de linaza, el salmón, las sardinas, la trucha, las semillas de chía, nueces, albahaca, espinaca, etc.

3- Beber agua

A veces las migrañas pueden ser causadas por deshidratación y una de las soluciones más sencillas para aliviar las molestias es tomar suficiente agua. Lo que se recomienda es que un hombre adulto consuma 2,5 litros de agua al día y una mujer 2, aproximadamente.

4- Otras recomendaciones

Por su parte, el sitio WebMd sugiere realizar algunas acciones que podrían aliviar un dolor de cabeza. Por ejemplo, aplicar hielo en la frente, sienes y detrás del cuello; hacer presión con los dedos en las zonas que duelen por unos 7 a 15 segundos y repetir si es necesario, tomar un baño tibio y descansar o tenderse en una habitación silenciosa y oscura.

Compartir